Header Ads

LESA HUMANIDAD: TURÓN SALDRÁ

Por Gustavo Martínez Puga/TIEMPO DE SAN JUAN
El excomisario mayor de la Policía de San Juan está preso desde el 2014, procesado junto a otros 7 policías por delitos graves que habría cometido en la previa a la dictadura del ´76.


Juan Carlos Turón, quien se retiró de la Policía de San Juan integrando la Plana Mayor con el rango de Comisario Mayor, cumplirá tres años de prisión preventiva por delitos de Lesa Humanidad gravísimos a fines de septiembre y es posible que recupere su libertad por haber cumplido el plazo máximo de detención sin un juicio.


Turón era un policía de altísimo perfil público, llegó a coquetear con la política y era dueño de una conocida agencia de seguridad privada.

De todas maneras, en las causas de Lesa Humanidad hay jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que respaldan la prórroga más allá de los 3 años que son inflexibles en otros delitos.

En la misma causa por la que está preso Turón hay otros expolicías que también están en la misma situación y a los que ya les estiraron la prisión preventiva a pesar de llevar 3 años presos.

Ése es el caso de Alejandro "Pajarraco" Pereyra, quien está con prisión domiciliaria por su deteriorada salud. También cumple condena por un caso escandaloso: intentó matar de 5 tiros en la cabeza y le prendió fuego al empresario Hugo Naranjo, quien sobrevivió.

Alberto Bazán y José Escudero también están en esa situación: cumplieron 3 años de prisión y seguirán presos porque les prorrogaron esa medida.

Pereyra, Bazán y Escudero habían caído antes que Turón, por eso es que su situación ya fue resuelta.

A fines de septiembre el Tribunal Oral Federal de San Juan deberá resolver la situación de Turón y decir si prorroga o no la prisión preventiva.

Lo que ya está confirmada es la integración del tribunal que juzgará a esos expolicías: el sanjuanino Turcumán, la bonaerense Ruíz López y la puntana Gretel Diamante.

Turón, Bazán, Escudero, Pereyra, más Hilarión Rodríguez, Juan Carlos Torres, José Guzmán y Juan Carlos Coronel está procesado por "asociación ilícita, homicidio, tormentos y privación abusiva de la libertad".

El juez federal Leopoldo Rago Gallo y la Cámara Federal de Mendoza entendieron que ilegalmente detenían y torturaban a estudiantes y dirigentes políticos en la previa al golpe cívico-militar del ´76, cuando ya había comenzado el plan sistemático de represión.