Header Ads

Visitá un templo en Japón para cortar la mala onda

El templo de Yasui Konpiragu es una joya escondida a simple vista entre las calles de Kioto, en Japón
Miles de personas se acercan al templo shinto de Yasui Konpiragu para dejar sus plegarias, cortar los vínculos pocos sanos y volver a empezar desde cero.


Un restaurante premia con 900 dólares al cliente que coma un plato de 10 kilos
, y suele ser pasado por algo por los visitantes con itinerarios apretados pero es un lugar clave porque ofrece un verdadero rito de pasaje: cortar las malas vibras y empezar desde cero.

Para realizar el rito es necesario visitar el templo interior del complejo y formular el deseo, pedido o plegaria en un katashiro, o amuleto, y se hace una donación de al menos 100 yenes (un dólar). El complejo en sí no tiene un precio de entrada.

El siguiente paso es atravesar dos veces por abajo la estructura de 1.5 metro de altura y 3 de ancho con forma de tabla votiva. Hay que recitar el pedido al hacerlo y luego es cuestión de pegar el katashiro en algún lugar del monumento.

El objetivo del rito es traerle prosperidad a las personas por lo que también sirve para los que desean salir de una relación poco sana, dejar un vicio. El monumento fortalecerá los vínculos buenos y cortará los malos.

Cientos de personas visitan el templo por día para renovarse
La primera estructura del templo shintō fue erigida en el año 671 d. C. por Fujiwara no Kamatari, fundador del clan Fujiwara, para rezar por la prosperidad del clan. Recibió el nombre de "Fujidera", o "Templo de las Glicinas".

El complejo tiene tres deidades, y la principal es el Emperador Sutoku, quien se vio obligado a separarse de su amada consorte, Awa no Naishi, para ir a la guerra. Tras la muerte del monarca, su mujer le rezó a su retrato en el templo.

En 1177, un sacerdote budista que estaba hospedado en Yasui Konpiragu afirmó que se le apareció Sutoku en una imagen de prosperidad de tiempos pasados y el entonces monje - emperador Goshirakawa decidió fundar lo que después sería el complejo actual.
Con la tecnología de Blogger.