Header Ads

OTRO DERRAME EN VELADERO

Aseguró que el líquido no es de solución cianurada, aunque no detalló qué clase de "material rico" se derramó.

La minera canadiense Barrick Gold admitió ante el gobierno sanjuanino que sufrió un nuevo incidente, el cuarto de la compañía desde 2015, al producirse la rotura de un caño, lo que provocó un derrame de líquidos, informó hoy el subsecretario de Información Pública provincial, Osvaldo Lima.  El funcionario dijo que anoche la compañía multinacional indicó que “se desconectó un caño no con solución cianurada, sino con material rico”, aunque no especificó a qué tipo de desecho se refirió la empresa.

Lima informó que “anoche se hicieron los trabajos de contención necesarios” y puntualizó que se están “pidiendo las imágenes de las cámaras de seguridad que nos dan la hora del incidente y qué trabajos se hicieron para remediar esa situación”.

 Mientras se aguardaba que el ministro de Minería, Alberto Hensel, brinde una conferencia de prensa en las próximas horas, una comisión de la Policía Minera partió esta mañana a la mina Veladero, ubicada en Iglesia, 350 kilómetros al noroeste de la ciudad de San Juan, a una altura de entre 4.000 y 4.850 metros sobre el nivel del mar.

El 13 de enero último se produjo un derrame en otro yacimiento en San Juan a cargo de la empresa canadiense Barrick Gold, que admitió un “incidente” en Lama provocado por “deshielo”.  En esa oportunidad, la organización Greenpeace y la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas reclamaron en un comunicado el “cierre definitivo de las operaciones en la zona Lama/Veladero” y advirtieron que “es el gobierno nacional el que debe ponerse los pantalones y defender nuestro ambiente”.  La empresa canadiense informó entonces que el evento en Lama fue “a raíz del deshielo de uno de los inviernos más intensos de las últimas décadas en esa zona de la cordillera”.

“El evento se originó por la crecida del río Turbio cuyo caudal y arrastre de sedimentos alcanzó la capacidad máxima de las piletas de sedimentación”, explicó.  La empresa canadiense debió detener en septiembre último las actividades en la mina Veladero, donde se registró un derrame de agua cianurada, al igual que en el mismo mes de 2015.  (Fuente: DyN)