Header Ads

En sólo 13 días sin el acuerdo oficial se disparan los precios

Elizabeth Pérez/DIARIO DE CUYO
En los supermercados sanjuaninos ya no hay Precios Acordados y los aumentos son de hasta 77%.

Las góndolas de los supermercados sanjuaninos no salieron indemnes a la desarticulación del programa provincial de Precios Acordados. Tras un año exacto de vigencia, el Ministerio de Producción y la Cámara de Supermercados de San Juan decidieron finalizar el sistema de control y ayer, a solo 13 días de su desaparición; las subas no se hicieron esperar. Un sondeo realizado por DIARIO de CUYO en tres locales de Capital que estuvieron adheridos al programa reveló que los precios de 26 de los 37 productos que conformaban la canasta de primera necesidad para la familia se dispararon en 13 días hasta un 77%. Una media docena de la segundas marcas más baratas han desaparecido y solamente entre 5 y 6 artículos siguen manteniendo el mismo valor o variaron mínimamente. En todos los casos, los negocios mostraron las variaciones de precios a condición de no ser mencionados por el nombre en esta nota. El lunes, al ser consultada por este medio la secretaria de Industria, Sandra Barceló; justificó el fin del programa ""para evitar que los empresarios sigan sosteniendo" el precio de muchos productos. A su vez, el titular de la Cámara que nuclea a los supermercados locales, Alejandro Donna, agregó que se está viendo "un equilibrio con la inflación, de estabilización de precios sin especulación, junto a un leve aumento de consumo" que a juicio de los supermercadistas permite finalizar con el programa de control ideado para épocas inflacionarias. Pero en lo que compete al bolsillo de la gente, los clientes ya están notando fuertes subas en productos de la canasta familiar. En alimentos, los que pisaron el acelerador son los yogures, que muestran aumentos del 68 al 70% en sus presentaciones bebibles o enteras respectivamente (ver infografía). Un pote de 120 gramos que costaba $5,89 mientras funcionó el Precios Acordados ahora pasó a $10, por ejemplo.

"Es que eran promociones de empresas lácteas que al terminar el programa volvieron al precio normal", explicó la encargada de un local ubicado en Desamparados que se visitó ayer. Luego, las legumbres y harinas también fueron remarcadas hasta 35 y 44% en algunos casos, en tanto que la mayoría de los alimentos restantes muestran subas promedio del 18%. Los cortes de carnes y pollos que formaban parte del acuerdo ya tienen aumentos que van del 12 al 20%. Pero los mayores incrementos se notan en los artículos de cuidado personal, con las toallas femeninas a la cabeza, que se dispararon hasta 77%, seguidas del jabón de tocador y la pasta dental, cuyos incrementos superan el 50 y 60%. "Con el fin del programa también hay muchas marcas que ya no llegan, por eso se nota más la diferencia de precios", explicaron en otro supermercado ubicado en avenida Libertador. Cerca de allí, la encargada de otro súper conocido en la zona dijo que se hizo un esfuerzo para mantener el valor de algunos artículos o subir sólo 8 o 10% otros para la gente que sigue buscando el programa. Entre éstos mencionó el papel higiénico y los huevos.


Pasa siempre
Opinión
Por Eduardo Coria Lahoz - Economista

’Cuando hay controles de precios y se levantan, los precios siempre aumentan. Eso en economías inflacionarias donde no está previsto ninguna absorción de costos por parte del gobierno de ningún tipo. En estos programas se viene aguantando el precio y el día que termina el control se ajusta lo que no se ajustó en los últimos 2, 4 o 10 meses. Después de esto empieza a funcionar el mercado, la oferta y demanda. Si la suba es alta y la venta se contrae mucho es posible que bajen. Si el mercado avala el aumento y no hay bienes sustitutos, pueden subir más’.